6 de noviembre de 2017

Mil millones de años hasta el fin del mundo

Mil millones de años hasta el fin del mundo. Arkadi y Boris Strugatski. Sexto Piso, 2017
Traducción de Fernando Otero Macías
El científico, la visita de una mujer desconocida, el amigo que se interesa por su trabajo, el vecino que se interesa por quién se interesa, una visita sorpresa de la policía política y la muerte por suicidio simulado del vecino. Este es el arranque de Mil millones de años hasta el fin del mundo, la novela de ciencia-ficción de los hermanos Strugatski, los artífices de libros como Picnic extraterrestre, Qué difícil es ser Dios o El lunes empieza el sábado. Un grupo de científicos, implicados en investigaciones avanzadas, ven interrumpidos sus trabajos de las formas más variadas y peregrinas; reunidos en una desternillante conferencia en casa de uno de ellos y desatando su paranoia a golpes de alucinantes sospechas, llegan a la conclusión de que a "alguien" no le interesa que sigan sus investigaciones; sólo cuando el anfitrión advierte que su círculo de relaciones más próximo parece afectado por la conspiración, se da cuenta de cuál es la verdadera amenaza.

Mil millones de años hasta el fin del mundo es la enésima demostración del uso del humor como hilo conductor de una trama que esconde una ácida crítica contra el sistema político mediante el recurso de explotar sus incongruencias y con el fin de desvelar el ridículo de sus planteamientos y, sobre todo, de sus métodos. Contra la crítica directa, más explícita, el humor desnuda con mayor efectividad las carencias del contrario y, a la vez, es más difícil de desactivar -la farsa es más efectiva que la tragedia para representar las miserias humanas-, aunque la novela fue pasto de la censura en la época de su publicación, en 1976, en la Unión Soviética.

No está a la altura de sus obras mayores, pero es una novela interesante para los partidarios de los hermanos Strugatski y para los aficionados al género.

Calificación: ***/*****
Publicar un comentario