1 de julio de 2016

La Dalia Negra

La Dalia Negra. James Ellroy. Ediciones B, 2015
Traducción de Albert Solé
"No había ninguna mujer en mi vida porque, para mí, el sexo tenía sabor a sangre, a resina y a las barras que se usan para suturar los cortes en el boxeo."
Primer Ellroy de mi vida lectora. Después de que varios expertos en novela negra me lo hayan recomendado hasta la extenuación, al final lo que me ha acabado de convencer es su relación con el boxeo, aunque esa relación, extendida a lo largo de las primera setenta páginas, no forme parte directa de la historia principal pero sí constituya una historia por sí misma.

Dwight Bleichert, narrador, policía, ex-boxeador, accede a combatir con Lee Blanchard, también ex-boxeador, para recaudar fondos para el Cuerpo de Policía, un combate descrito de forma magistral; debido a la calidad de la pelea, Bleichert es fichado por la Brigada Criminal y pasa a ser compañero de Blanchard. Su primer caso es la investigación del asesinato y ensañamiento de una joven de vida arriesgada, La Dalia Negra. A partir de este punto, una historia deslumbrante tratada narrativamente con verdadera maestría con unos personajes maravillosos. He llegado tarde a Ellroy, pero repetiré.
"Nunca comentábamos [con Kay, la chica que Bleichert comparte con Blanchard] nada de mis chivatazos al Departamento de Extranjeros o de su vida con Bobby de Witt [un delincuente que era la pareja de Kay y que Blanchard encerró en prisión]. Ambos percibíamos cuál era la historia general del otro; pero ninguno de los dos quería detalles."
Calificación: ****/*****
Publicar un comentario