27 de mayo de 2016

Astronautas

Astronautas. Stanislaw Lem. Impedimenta, 2016
Traducción de Abel Murcia y Katarzyna Moloniewicz. Prefacio de Jerzy Jarzebski
Astronautas (Astronauci, 1951) -si exceptuamos Hombre de Marte (1946), su primera novela, de corte fantástico- fue la primera incursión de Stanislaw Lem en la literatura de ciencia-ficción, y fue escrita por razones alimenticias al no poder publicar El hospital de la transfiguraciónque no vio la luz hasta 1954 debido a la censura. Fue el inesperado éxito de público lo que le llevó a continuar escribiendo relatos y novelas de género hasta convertirse en uno de los autores europeos de referencia.

Conocedores de la obra posterior del polaco, una lectura superficial de Astronautas puede resultar decepcionante: vista con los ojos actuales rezuma ingenuidad, y la trama propiamente novelesca se alterna con descripciones técnicas actualmente obsoletas y fragmentos de pura propaganda política, sin los cuales, por cierto, los guardianes de las esencias del realismo socialista no permitían la publicación. 
"Si ya no es posible considerar que el libro es un atrevido pronóstico futurista, que al menos sea considerado como un documento de cierto valor histórico." Del Prólogo del autor.
A pesar de ello, si se lee teniendo en cuenta el contexto sociopolítico se trata de una novela excelente que requiere, como la mayoría de las producidas en la órbita de la Unión Soviética, una lectura entre líneas -bastante explícita, por cierto; con el tiempo, Lem irá refinando tanto su sentido de la ironía como la sutileza de su crítica- tan sorprendente como gratificante.
"La materia es ciega y no la rige ninguna Providencia que enderece el camino de los que yerran."
Calificación: ***/*****

Otros recursos relativos a Stanislaw Lem en este blog:
30 Nov 2013 ... Si alguien, a estas alturas, duda que Lem es uno de los grandes escritores del siglo XX, es que no lo conoce o que no tiene ni idea de ...
16 Sep 2013 ... Palabras que Stanislaw Lem pone en boca de un superordenador que ha desarrollado conciencia en Golem XIV. Publicado por Joan Flores ...
Publicar un comentario