17 de abril de 2010

La compensación

"El solitario está rodeado por aquello que alimenta su razón, le eleva por encima de sí mismo y le da el sentimiento de la inmortalidad, mientras que el hombre de mundo sólo vive una vida efímera. El solitario halla en su retiro una compensación a todos los vanos placeres de que está privado, mientras que el hombre de mundo cree que todo se ha perdido si deja de asistir a una asamblea o no ha asistido a un espectáculo."
Zimmermann, La soledad
Publicar un comentario