12 de octubre de 2014

Contrapunto XCI

Nunca deberíamos arrepentirnos de nuestras incongruencias y nuestras contradicciones: son ellas las que nos hacen más humanos.
Publicar un comentario