18 de diciembre de 2013

Contrapunto XCII

Pertenecemos al lugar donde nacimos debido a una serie de ineluctables casualidades; me niego, por tanto, a basar mi identidad en esa frágil combinación de accidentes, y reivindico una identidad alternativa, una nacionalidad mucho más importante y definitoria basada en el análisis, la admiración y el raciocinio, en definitiva, en la elección no mediatizada, libre y personal.
Publicar un comentario