30 de septiembre de 2012

Contrapunto LXXXIII

Una aptitud que siempre estoy dispuesto a valorar en los demás es la capacidad que tengan para dejarme en paz.
Publicar un comentario