16 de junio de 2012

Contrapunto LXXVI

Caso nunca coincido en mis opiniones con esa entelequia que ha dado en llamarse "opinión general". Es más, las pocas veces en que se da esa circunstancia, procuro revisar la mía porque es seguro que he sufrido algún imperdonable error de apreciación.
Publicar un comentario