4 de diciembre de 2011

Contrapunto LXIX

Si mi conciencia amenazara ruina, dirigiría todos mis esfuerzos a que lo último que se derrumbara fuera la puerta.
Publicar un comentario