26 de junio de 2011

Contrapunto LXIV

Espero no superar nunca mi ineptitud para digerir verdades absolutas.
Publicar un comentario