11 de septiembre de 2008

Contrapunto XXV

Quiero tener la suficiente fortaleza de corazón para no seguir nunca a ningún guía. Y la suficiente fortaleza de espíritu para no seguir nunca ninguna doctrina.
Publicar un comentario