12 de septiembre de 2018

Aunque por supuesto terminas siendo tú mismo

Hace exactamente diez años, el dia 12 de septiembre de 2008, moría, a los 46 años, David Foster Wallace,  al suicidarse en el garaje de su vivienda a causa de un transtorno depresivo que sufrió a lo largo de su vida adulta.

Aunque por supuesto terminas siendo tú mismo.  David Lipsky. Ed. Pálido Fuego, 2017
Traducción de José Luis Amores
En el año 2010, David Lipsky, escritor -el escritor-promesa- de la misma generación que DFW -el escritor consagrado-, publicó la transcripción de las cintas en las que recogió la larga entrevista -cinco días y a todas horas, acompañando al escritor en la campaña de promoción de La broma infinita- que debía servir de guía para un artículo en Rolling Stone, que nunca llegó a publicarse. El interés del texto, al fin y al cabo una larga conversación que va saltando de tema en tema en función de la habilidad del entrevistador y, sobre todo, de la astucia del entrevistado, aparte de darnos a conocer la visión de Wallace acerca de los más variados temas y gustos personales, no necesariamente literarios, estriba en que, de forma fraccionaria y nada planificada, se puede extraer, de primera mano, todo el bagaje ético y estético que acarreaba el escritor y que, de forma aplicada, queda de manifiesto en sus ensayos y, por encima de todo, en su obra de ficción; además, claro está, de oir sin intermediarios la voz de uno de los escritores más influyentes del último medio siglo.
Publicar un comentario