20 de agosto de 2015

Teología de bolsillo

Teología de bolsillo o Diccionario abreviado de la religión cristiana.  Paul-Henri  Thiry, Barón de Holbach. Editorial Letoli, 2015
Traducción de Iago Gómez Bellas. Epílogo de Mark Curran
Paul-Henri Thiry, barón de Holbach, mecenas, protector y contribuyente de la Encyclopédie ou Dictionnaire raisonné des sciences, des arts et des métiers, sostiene que el mejor camino para criticar cualquier ideología con ínfulas de transcendencia es la ironía salvaje ya que, como sucede con todas ellas -y con la religión, principalmente-, la seriedad de sus sofismas les incapacita para digerir la más mínima dosis de sentido del humor.

Empeñado en "ilustrar" a los creyentes y en resolver las dificultades que pudieran padecer con respecto a la materia, bajo el pseudónimo de Abate Bernier, Holbach publicó en Amsterdam -el paraíso de la época para librepensadores- en 1768 ese Diccionario abreviado de la religión cristiana, precedido por una inspirada introducción que pone al lector, y más al contemporáneo, poco ducho en cuestiones ilustradas, da la medida del texto que le sucede y, leída hoy, muestra su rabiosa vigencia aún doscientos cincuenta años después de publicada.

¿El método? El compuesto por tres paradigmas: recoger la tradición satírica que va de Sterne a Swift pasando por Rabelais; provocar la comicidad -e impedir la réplica- mediante la reducción al absurdo de las tesis contrarias; y, finalmente, adherirse la principio, jamás comprendido por la teología ni, mucho menos, por la escolástica- de que una refutación debe ser siempre más concisa que aquello que se refuta. Y, como no podría ser de otro modo en el caso de los philosophes ilustrados, con irreverencia, mucha irreverencia.

Ahí van algunos ejemplos; el resto, en un libro de vida azarosa que los descreídos navarros de Laetoli -apúrese la correlación, si se quiere: Navarra-Reino de Navarra-Rey de Navarra-Enrique IV-Noche de San Bartolomé-Liga Católica-"París bien vale una misa": ¿primera derrota de la Iglesia Católica bajo la forma de sumisión fingida?- han tenido el acierto de hacer accesible al lector de castellano.
"Abusos. A veces se deslizan en la Iglesia, a pesar de la vigilancia de la Divinidad. Se está dispuesto a reformar esos abusos cuando son demasiado llamativos. Por lo demás, sólo los individuos sin fe perciben tales abusos, los que tienen bastante nunca se dan cuenta".
"Catecismo. Conjunto de instrucciones piadosas, comprensibles y necesarias, que los sacerdotes se ocupan de inculcar a los pequeños cristianos para acostumbrarles desde muy temprano a que disparaten toda su vida."
"Dones gratuitos. Por derecho divino, el clero no debe nada al Estado. Si contribuye a sus necesidades es por pura condescendencia. Vive en el Estado sólo para ser protegido, respetado, pagado. Se le honra bastante ya premiándolo con su presencia, ayudándolo con sus oraciones, ilustrándolo con sus luces, aligerando en peso de las arcas públicas."
"Escolástica. Parte muy importante de la teología. Es el arte de argumentar acerca de las palabras, sabiamente inventado para oscurecer las cosas e impedirnos ver con demasiada claridad en la ciencia de la salvación."
"Fanatismo. Rabia santa o contagio sagrado que afecta a los buenos cristianos que tienen la sangre muy caliente y a los que falta un tornillo en la cabeza. Esta enfermedad entra por las orejas y resiste por igual tanto el sentido común como los remedios violentos. Los caldos, los baños y los manicomios son los remedios adecuados."
"Guerras de religión. Sangrías saludables y copiosas que los médicos de nuestras almas recetan a los cuerpos de las naciones a las que Dios quiere beneficiar con una doctrina muy pura. Estas sangrías han sido frecuentes desde la fundación de la Iglesia, y se han convertido en muy necesarias para impedir que los cristianos revienten con la plenitud de las gracias que el Cielo propaga sobre ellos."
"Inspiraciones. Son vientos espirituales, procedentes de la rabadilla o del pico del Espíritu Santo, que soplan en los oídos de ciertos hombres elegidos, de los que Dios se sirve como de una cerbatana para dar a conocer su voluntad al vulgo, asombrado de las maravillas que se le anuncian."
"Oráculos. Respuestas oscuras i ambiguas que el diablo, padre de la mentira, ofrecía antiguamente por medio de los sacerdotes paganos, que eran unos grandes bribones. Estos engañosos oráculos se terminaron después de la venida de Jesucristo; desde entonces no tenemos más que oráculos claros, inteligibles y sobre cuyo sentido no cabe lugar a disputas."
"Pontífice. Esta palabra viene de pontifex, constructor de puentes. Nuestros pontífices son arquitectos espirituales que construyen un puente intelectual gracias al cual los buenos cristianos llegan al paraíso franqueando los abismos del sentido común y de la razón."
"Razón. De todas las cosas de este mundo es la más dañina para un ser razonable: Dios sólo da la razón a quienes desea condenar y se la arrebata en su bondad a quienes desea salvar o hacer útiles a su Iglesia. Nada de razón: esta es la base de la religión. Si no fuera razonable ya no tendría mérito creer, ¿y qué sería entonces de la fe? Sin embargo, es bueno escuchar a la razón, siempre y cuando se ajuste a los intereses del clero."
"Temor. Es el comienzo de la sabiduría. Nunca se razona mejor que cuando se tiene mucho miedo. Los cobardes son los más útiles para la Iglesia; si alguna vez los hombres se rearmasen de valor, los curas quedarían infaliblemente desalentados."
"Universidades. Establecimientos muy útiles para el clero sabiamente confiados al cuidado de sus miembros, que trabajan eficazmente para formar ciudadanos muy devotos, muy fervorosos, de luces obtusas y muy inútiles para la sociedad profana, pero de gran utilidad para el clero."
Publicar un comentario