30 de enero de 2014

Lecturas enero

Generación quemada
Una antología de autores norteamericanos
Ediciones Siruela, 2005
Traducción de José Luis López Muñoz
Una antología de relatos de jóvenes (en 2000) autores norteamerica-nos, seguramente la generación más brillante y más influyente de los últimos tiempos, desencantados de un sueño cuya autenticidad se reveló tan falsa como esa sociedad de la que se sienten excluidos. Una reveladora lectura, a quince años vista, que refuerza la potencia de una narrativa que ha dejado una huella indeleble.
*****/*****

Pastoralia
George Saunders
Edicions 62, 2001
Traducció de Josep Julià
La paròdia és el punt fort de la narrativa de Saunders, l'alienació l'estat general i la fantasia l'única escapatòria a unes situacions patètiques; sempre, però, amb un tractament que deixa la porta oberta a la redempció. Pocs protagonistes són tan ridículs con els de Saunders, poques situacions tan cruels, però pocs autors els tracten amb tanta tendresa. Cal llegir Saunders.
****/*****
El plantador de tabaco
John Barth
Editorial Sexto Piso, 2013
Traducción de Eduardo Lago
Una obra maestra del arte de narrar en una soberbia traducción que transporta al lector a las sensaciones de esos libros intensos, invasivos y febriles; al amor por las historias absorbentes; a ese envenenamiento cuyo único antídoto es seguir leyendo; al placer de la narración por la narración, en estado puro. Éste será, junto a esos que todos sabemos, uno de los mejores libros que leerán en su vida.
*****/*****
Siempre hemos vivido en el castillo
Shirley Jackson
Editorial Minúscula, 2012
Traducción de Paula Kuffer
Una peculiar familia formada por dos hermanas, un tío jubilado y un gato, vive aislada, geográfica y cotidianamente, en una mansión apartada, intentando prescindir lo máximo de los habitantes del pueblo cercano y mantener un secreto terrible que les afecta. Un cuento contemporáneo con el sabor de la narrativa gótica clásica.
****/*****

Para Gloria
William T. Vollmann
Muchnik Editores, 1998
Traducción de Rafael Heredero
Un veterano de Vietnam, alcohólico y desahuciado, recorre en un trayecto alucinado los barrios bajos de San Francisco buscando la redención que representaría el hallazgo de Gloria, que encarna, a la vez,  su improbable salvación y la satisfacción de unos deseos que no es capaz de concebir. Una novela intensa y cruda con la contundencia de un puñetazo.
*****/***** 

La cerca
Jean Rolin
Editorial Sexto Piso, 2012
Traducción de Luisa Feliu
Un viaje a los suburbios parisinos que acerca al lector al lumpen que in-tenta sobrevivir a una condena en la que la emigración fue solamente el comienzo, y que Rolin combina con episodios de la vida del mariscal Ney, personaje que da nombre a uno de los boulevards que circunscri-ben ese mundo de excluidos. Una escritura cruda, directa y punzante  para un libro que va más allá del entretenimiento.
****/*****

Lionel Asbo. El estado de Inglaterra
Martin Amis
Editorial Anagrama, 2014
Traducción de Jesús Zulaika
L'enfant terrible de las letras británicas ataca de nuevo con esta sátira descarnada de la Inglaterra actual, esa que veranea en la Saloufest, y especula acerca de la ignorancia orgullosa y su combinación con el dinero y el poder, con una sabia mezcla de humor (¿británico?) y mala leche. Algo irregular en su desarrollo, el punto de partida y el final son fascinantes.
****/*****

Para una autopsia de la vida cotidiana. Conversaciones
J. G. Ballard
Caja Negra Editora, 2013
Traducción de Walter Cassara
El catálogo de obsesiones de Ballard desvelado en cuatro estupendas entrevistas en profundidad en las que, cómodo y desinhibido, muestra la auténtica cocina de su escritura, la génesis de su estilo, las preocupaciones que convierte en temática, y la concepción del mundo y del futuro que después vertebrarían una de las literaturas de género más imaginativas e insólitas. Un documento muy interesante.
****/*****
¡Ponte, mesita!
Anne Serre
Editorial Anagrama, 2014
Traducción de Javier Albiñana
Enigmática y transgresora fábula para adultos sobre el deseo prohibido, la ingenuidad de la inocencia y el tránsito a la edad adulta. Sin concesiones a la moralidad ni a la mojigatería, con ecos de Sade, de Bataille y de la tradición libertina, una estupenda y desafiante nouvelle para degustar con deleite y para evidenciar que, también en literatura, algunas cosas sólo son posibles en Francia.
*****/*****
Publicar un comentario