29 de marzo de 2018

Aniversario


Hoy el blog cumple diez años.

Diez años, a escala humana, dan para mucho; tanto como para tener que activar el recuerdo a fin de revivir a la persona que lo empezó, que ha cambiado desde entonces como ha ido cambiando también la intención de esta bitácora. El propósito de dedicarlo a reflexiones personales -de ahí la advocación montaigneana del título del blog y de la entradilla-, las que recogen las etiquetas Grammatica, Dialectica, Rethorica y Contrapunto, complementadas por las citas de En otras palabras (que no eran tales, sino Palabras de otros), casi 1.400 entradas, se fue agotando a medida que cambiaban las intenciones y las circunstancias personales del redactor; en breve, desaparecerán del blog con la idea de que echen a andar por sí solas quizás en otro formato. 

A medida que esas entradas se espaciaban en el tiempo, el blog ha ido tomando un cariz más profesional, y lo que empezaron siendo relaciones de lecturas comentadas con más o menos extensión se han convertido en alrededor de 400 entradas, algunas de ellas múltiples, entre Notas y Fes de Lectura, relacionadas con los libros, de todo pelo y condición, que iba leyendo; esta faceta será la que conserve el blog, por el tiempo que sea, de ahora en adelante.

No me queda más que agradecer a todo aquel que se ha pasado por aquí, desde las numerosas visitas esporádicas hasta los pocos reincidentes, su presencia y su lectura; si bien es cierto que el uso del blog como archivo de las propias lecturas fue su función primordial, me alegra, ya que precisamente por esa razón lo hice público, poder compartir con otras personas mis opiniones y, tal vez, provocarlas a echar un vistazo a esos libros que comento; en función de la consecución de este propósito, el de la utilidad ajena, es como debe evaluarse su éxito o su fracaso.
Publicar un comentario