10 de agosto de 2016

Instrucción

El origen de nuestra concepción del mundo no reside en la Historia, en los antecedentes, ni en los conocimientos que nos son transmitidos, sino en las sensaciones a que estamos expuestos desde nuestro nacimiento.
Publicar un comentario