17 de febrero de 2016

Fuegos fatuos

Deberíamos ser muy cuidadosos con los momentos de lucidez para no creernos que estaremos siempre a la altura intelectual que parecen reflejar.
Publicar un comentario