8 de noviembre de 2015

El camino más corto

Preparados genéticamente para sorprendernos con las novedades, las verdaderas sorpresas las experimentamos cuando lo que sucede es lo más obvio.
Publicar un comentario