20 de junio de 2015

Wish list

Aceptar que los que detentan el poder nos dicten lo que tenemos que hacer puede formar parte, dentro de ciertos límites, del contrato social. Que nos aperciban de lo que necesitamos debería despertar nuestras sospechas. Pero bajo ningún concepto deberíamos aceptar que nos ordenen qué debemos pensar.
Publicar un comentario