24 de junio de 2015

Epidemia

Es indudable que el poder se basa en el miedo; en el del que lo provoca, pero también en el del que lo sufre.
Publicar un comentario