4 de abril de 2015

Réplica

El silencio ante un argumento falaz no es una muestra de modestia: o lo es de desprecio o lo es de cobardía.
Publicar un comentario