20 de febrero de 2015

Reincidencia

El libro que realmente vale la pena es aquel que pide, por lo menos, una segunda lectura. Si no es así, si el libro le dice al lector todo lo que tiene que decirle en la primera lectura, es que se trata, en el mejor de los casos, de puro entretenimiento, aunque lo más seguro es que nos hallemos ante una simple pérdida de tiempo.
Publicar un comentario