22 de diciembre de 2014

Thanatos

Igual que el amor a Dios ha provocado más víctimas que el odio a Dios, también son más numerosos y sangrientos los conflictos desatados por amor al prójimo que por el simple odio.
Publicar un comentario