22 de noviembre de 2014

Con razón

Puestos a provocar la animadversión de alguien, sería preferible que nos odiasen después de habernos conocido que sin conocernos.
Publicar un comentario