24 de octubre de 2014

Reputación

No deberíamos asumir aquellos aspectos de nuestra reputación que se basan en mentiras, ni siquiera si nos son favorables.
Publicar un comentario