6 de junio de 2014

Sustitución

Uno de los errores más imperdonables del psicoanálisis -obviando su propio origen- es la sustitución de Dios y del Diablo por la libido, el inconsciente y toda esa sarta de pseudoconceptos que inventó para recrear una nueva litúrgica. Religión por religión, es mucho mejor la antigua, mucho más épica y trágica.
Publicar un comentario