10 de junio de 2014

Aislamiento

El monolitismo de la iglesia es parecido al de un molusco que ha ido sumando capas a su concha. Cada herejía, cada diferencia de criterio, ha provocado la generación de una nueva excrecencia ósea para resistirla. Ello ha provocado que, en la actualidad, sea casi imposible atacarla, pero también esa capa protectora, de aislamiento, es la razón por la cual se muestra indiferente a lo que sucede en el mundo exterior.
Publicar un comentario