28 de marzo de 2014

Expresión

Cuando una dictadura, una autarquía o una religión, diferentes lados de un mismo dado, persiguen el librepensamiento, curiosa coincidencia, lo que en realidad prohiben es la expresión del pensamiento, no su producción. A lo largo de la historia, ésta es una distinción que debería haberse explicitado a algunos intelectuales.
Publicar un comentario