16 de marzo de 2014

Desafío

¡Qué embriagadora esa sensación que nos dejan ciertos libros de ser más ignorantes que antes de leerlos!
Publicar un comentario