4 de diciembre de 2013

Sentimientos

Eso que conocemos con el pomposo nombre de sentimientos no es más que una convención, un lugar común que permite renunciar al análisis, una conducta estereotipada que nos libra de buscar respuestas. No me atrevo a negar la posibilidad de "sentir" amor u odio, pero la vivencia cotidiana de estos estados no es más que un cliché al que adecuamos nuestra conciencia, para procurarnos una auto-excusa, y nuestra conducta, para justificarnos ante la percepción que puedan tener de nosotros los demás.
Publicar un comentario