6 de noviembre de 2013

Sobradamente preparados

Si hiciéramos un hipotético recuento objetivo de aquellas profesiones cuyo desempeño precisa de una alta preparación intelectual y pudiéramos también contar, uno a uno, los individuos intelectualmente preparados que estarían dispuestos a desempeñarlas, no nos extrañaría que puestos de gran responsabilidad estén ocupados por individuos sobradamente incompetentes.
Publicar un comentario