12 de noviembre de 2013

Intencionados

Sólo a la naturaleza se le puede atribuir un principio teleológico. Al ser humano, al "sentido de la vida", el único principio aplicable es la incertidumbre.
Publicar un comentario