8 de noviembre de 2013

Del emisor

La pertinencia de defenderse de un ataque dialéctico no la dicta la magnitud de ese ataque sino de quién sea el que lo perpetra.
Publicar un comentario