6 de octubre de 2013

Volumen

Las palabras originalmente pronunciadas a voz de grito pierden todo su valor si se reproducen en susurros. Aquéllas que susurramos, en cambio, deberían mantener su efecto si las gritamos.
Publicar un comentario