28 de septiembre de 2013

Cambio de papeles

Parece más fácil que un imbécil parezca sabio, pues sólo tiene que reproducir actitudes y poses fácilmente imitables, que un sabio parezca imbécil, ya que debería renunciar a algunos principios que su conciencia impediría.
Publicar un comentario