24 de junio de 2013

Quid pro... quo?

Hay que huir de los individuos que tienen facilidad para hacer confidencias; en cualquier momento estarán dispuestos y legitimados para exigir las tuyas.
Publicar un comentario