6 de junio de 2013

Negando la mayor

No es la inadecuación del dogma a los supuestos del sentido común y de la razón lo que lo hace despreciable, sino su naturaleza intrínseca.
Publicar un comentario