8 de junio de 2013

Borracheras

Los creyentes están tan embriagados por sus inexistentes dioses como los ateos lo estamos por la fe de la que carecemos.
Publicar un comentario