14 de mayo de 2013

Incapacidad

No entiendo, o sí, la aversión de toda religión a la posibilidad de ser feliz en esta vida; es decir, de ser feliz.
Publicar un comentario