24 de abril de 2013

Crossover

Viñeta de El Roto publicada por Diario El País
Recién celebrado el Día del Libro, esa fecha vendida por los poderes políticos como Fiesta de la Cultura, arrasadas las mesas de novedades y bajo la sosegada mirada de los repletos anaqueles de libros de fondo, y después de consultar las sinceras e infalibles listas de los títulos más vendidos...

Nos ha llegado recientemente del mundo anglosajón -con esa seguridad terminológica que afirma que aquello para lo cual no existe un nombre anglosajón, sencillamente, o no existe o no hace falta tenerlo en consideración- otro concepto que, según los editores más à la page, vamos a incorporar inmediata y a críticamente -son Las Leyes del Mercado, asienten, como si fuera la última palabra de la zarza ardiente-, el crossover book. ¡Menudo eufemismo! Parece que también en cuestiones de lectura el incremento de la esperanza de vida, el alejamiento en el tiempo de la muerte, provoque asimismo el retraso en la llegada de la edad adulta con una atractiva prolongación de la adolescencia lectora incluso más allá de los treinta años. Tal vez no sea tan extraño cuando, en cuestiones de educación, la enseñanza primaria se ha convertido en una guardería, la secundaria en primaria, la licenciatura en secundaria y el master alcanza a duras penas los niveles de las antiguas licenciaturas; ni cuando es posible conseguir un título en carreras humanísticas sin haber leído un libro entero. Puede que la verdadera amenaza para el mundo del libro y de la lectura no resida tanto en los efectos de las nuevas tecnologías como en el paulatino e imparable incremento de la incompetencia lectora.
Publicar un comentario