24 de marzo de 2013

¡Sorpresa!

Dicta la prudencia más elemental que deberíamos prevenirnos mejor, por inesperados, pero también porque su índice de crueldad acostumbra a ser mayor, contra los desastres que ocurren en tiempo de paz que contra aquellos que tienen lugar en tiempo de guerra.
Publicar un comentario