10 de febrero de 2013

No es cuestión de grado

Las libertades fundamentales, la libertad de expresión entre ellas, no pueden tener ni grados ni contornos. O son absolutas o no se les puede aplicar el término "libertad".
Publicar un comentario