24 de febrero de 2013

Demasiado británico

Estoy dispuesto a aceptar que no toda postura agnóstica se deba a la indeseable pereza intelectual, a la comodidad epistemológica o al consuelo de la indefinición. Y aun así, el agnosticismo me parece demasiado pragmático.
Publicar un comentario