30 de enero de 2013

Intenciones

Por más que les pese a los ideólogos de los más variados pelajes, la realidad nunca se reduce a ser un epifenómeno de sus teorías.
Publicar un comentario