6 de octubre de 2012

Sin recompensa

Solamente aquél que acepta el requerimiento de otro individuo puede generar desconfianza. El que se niega a ser solidario, en cambio, nunca la provocará.
Publicar un comentario