20 de septiembre de 2012

No hay dos sin tres

Eso que ha dado en llamarse solidaridad de un individuo hacia otro no existiría si no hubiera al mismo tiempo un tercero: el observador.
Publicar un comentario