26 de septiembre de 2012

La dirección correcta

El hecho de que, en momentos determinados, todo el mundo vaya en la dirección contraria a la de uno no implica ningún juicio de valor acerca de cuál sea la dirección correcta. O tal vez sí, pero no en el sentido en el que usualmente se toma la discrepancia entre un individuo y la multitud.
Publicar un comentario