4 de agosto de 2012

Edén

No existe más paraíso terrenal para el ser humano que la convivencia con el dolor.
Publicar un comentario