6 de agosto de 2012

A posteriori

La sensación al morderse la lengua es muy desagradable; el recuerdo de habérsela mordido es mucho peor.
Publicar un comentario