28 de julio de 2012

Una de dos

Teniendo en cuenta que el odio es un sentimiento ineludible e inseparable de la naturaleza humana, el dilema consiste en si dirigir ese sentimiento hacia los demás o hacia uno mismo.
Publicar un comentario